Skip to main content

La fisioterapia pediátrica es una rama de la fisioterapia en la que tratamos las enfermedades de bebés y niños asociadas a afecciones tanto ortopédicas como neurológicas o respiratorias.

En los primeros años de vida de un niño se desarrollan habilidades cognitivas, perceptivas, motrices, lingüísticas y sociales que les permiten interactuar con el medio que los rodea. Por eso, desde Clinisalud queremos hacer hincapié en el hecho de que es importante detectar la presencia de las lesiones que pueden tratarse a través de la fisioterapia infantil y comenzar el tratamiento lo antes posible para aumentar las posibilidades de éxito.

¿Cuáles son las lesiones más frecuentes que tratamos en la fisioterapia infantil?

Las lesiones infantiles más frecuentes son las musculoesqueléticas, como esguinces, torceduras, fracturas, luxaciones y anomalías de crecimiento. Otras lesiones comunes incluyen problemas neurológicos, como parálisis cerebral, y problemas respiratorios, como ocurre en el caso del asma.

Debemos tener en cuenta que los niños también pueden necesitar servicios de rehabilitación para trastornos genéticos, discapacidad intelectual, trastornos neuromusculares, trastornos del espectro autista, trastornos del desarrollo y trastornos del habla, que se extienden al lenguaje.

fisioterapia pediátrica

Lesiones musculoesqueléticas

Uno de los principales motivos por los que es importante hablar de fisioterapia pediátrica tiene que ver con el hecho de que los pequeños son más propensos a sufrir caídas y lesiones debido a su actividad frenética y a la escasa conciencia que tienen de sus límites (a veces el calzado infantil también tiene mucho que ver) La fisioterapia favorece una recuperación completa y mejora la función y la movilidad de las articulaciones y músculos afectados.

Problemas neurológicos

Uno de los problemas neurológicos más comunes en los menores es la parálisis cerebral. La fisioterapia puede ser beneficiosa para mejorar la función motora, el equilibrio y la coordinación en estos casos. Es importante que los niños puedan seguir una rutina de ejercicios y rehabilitación que eviten la pérdida de masa muscular así como el deterioro de su equilibrio y movimiento general del cuerpo.

Problemas respiratorios

Algunos problemas respiratorios, como el asma, la bronquitis y la bronquiolitis, también pueden requerir fisioterapia infantil. La fisioterapia respiratoria nos permite ayudar a mejorar la función pulmonar y a reducir los síntomas respiratorios en estos casos.

ejercicios de fisioterapia para niños

Particularidades a tener en cuenta al tratar lesiones en fisioterapia pediátrica

Tratar lesiones o realizar sesiones de fisioterapia para niños presenta algunas particularidades. Por ejemplo, los bebés y los menores de más corta edad no pueden comunicar sus sensaciones y sentimientos de la misma manera que los adultos. Por tanto, los fisioterapeutas debemos estar especialmente atentos a las señales no verbales que el pequeño pueda estar dando.

A su vez, los niños pequeños tienen una piel más delicada y son más propensos a las irritaciones, por lo que el especialista debe tener cuidado al manipularlos. Igualmente, conviene tener en cuenta que los menores tienen una capacidad de atención limitada. Así, las sesiones de fisioterapia deben ser cortas y estar adaptadas a su edad y nivel de desarrollo.

Tratamientos para lesiones musculoesqueléticas

La fisioterapia pediátrica proporciona una amplia gama de tratamientos para lesiones musculoesqueléticas. Algunos de los más comunes constan de:

  • Ejercicios terapéuticos. Son una parte fundamental de la fisioterapia pediátrica y pueden ayudar a mejorar la fuerza, la flexibilidad y la movilidad de las articulaciones y músculos afectados. Estos ejercicios contribuyen a que todas las partes del cuerpo se mantengan activas y en funcionamiento evitando un deterioro de la masa muscular o la movilidad.
  • Terapia manual. Integra técnicas como el masaje, la movilización articular y la manipulación de tejidos blandos. Dichos procedimientos contribuyen a mitigar el dolor, a activar la circulación sanguínea y linfática y a facilitar la relajación muscular. Esta es, sin duda, una de las capas clave de la fisioterapia para niños.
  • Terapia ocupacional. Se enfoca en ayudar a los niños a desarrollar habilidades motoras finas y gruesas, como la coordinación ojo-mano y la destreza manual. También coadyuva a afinar su capacidad para realizar actividades cotidianas, como vestirse, comer y escribir.
  • Electroterapia. Emplea corrientes eléctricas para estimular los músculos y aliviar el dolor. Puede resultar útil para tratar lesiones musculares y mejorar la función muscular.

ejercicios de fisioterapia infantil

En definitiva, la fisioterapia pediátrica se ha convertido en un tratamiento imprescindible, puesto que posibilita el adecuado desarrollo del pequeño en el caso de que evidencie dificultades que pueden llegar a mermar su crecimiento.

En Clinisalud contamos con un equipo de fisioterapeutas expertos que pueden ayudar a los niños con dolor de espalda u otro tipo de necesidades o dolencias. Si necesitas asesoramiento, apoyo o información, solo tienes que ponerte en contacto con nosotros.